TPV de Segunda Mano, ¿merecen la pena?

¿Comprar un TPV de segunda mano?

Está claro que cuando dispones de un negocio y tienes que hacer cualquier tipo de inversión, siempre buscas la opción más económica que no te haga realizar un desembolso que resulte excesivo. Comprar un TPV de segunda mano puede parecer una opción valida. Hasta aquí todo claro, el problema está en que hay veces en las que por ahorrarnos una pequeña cantidad de dinero, nos estamos haciendo con un producto o un servicio que se aleja de la calidad que deseamos, y que al final acaba saliendo más caro económicamente hablando.

Un claro ejemplo lo encontramos en los TPV (Terminales de Punto de Venta), que dadas las posibilidades y ventajas que ofrecen, cada vez son más los negocios o empresas que deciden hacerse con uno y que recurren al mercado de ocasión pensando más en el dinero que en la calidad, con la intención ahorrar lo máximo posible en su compra.

El problema es que aunque evidentemente tendrá un precio más reducido, también al 99% la calidad será mucho peor. Hay que tener en cuenta que un TPV es un producto que se va a convertir en una pieza fundamental en tu negocio y que se va a encargar de realizar algunas de las gestiones más importantes de tu día a día, por lo que es fundamental que nos garantice la máxima fiabilidad.

Y es que comprar un TPV de segunda mano es toda una lotería. Es cierto que puedes tener suerte y hacerte con un terminal en perfecto estado a un precio mucho más económico, pero, ¿quién te lo asegura? No tienes ningún tipo de garantía y ni siquiera sabes si realmente se adaptará a tu modelo de negocio o si cumple con la normativa legal vigente (tipo de IVA, IRPF, facturas simplificadas, etc.)

También hay que tener en cuenta que un TPV para garantizar su correcto funcionamiento y poder disfrutar de todas sus prestaciones, debe actualizarse constantemente, algo que tampoco te puede garantizar un TPV de segunda mano. Es fundamental contar con la seguridad de disponer de una empresa que te ofrezca un soporte técnico y te garantice que el software estará actualizado en todo momento.

¿Por qué comprar un TPV nuevo?

Al comprar un TPV nuevo tienes la seguridad de ser tú la persona que lo estrene, pudiendo escoger un terminal a la carta que encaje perfectamente con lo que buscas y que se adapte a las necesidades de tu empresa, garantizándote la mejor experiencia de usuario.

En Diakros disponemos de  diTPV, un software TPV diseñado para gestionar de manera eficaz todas las tareas que puedan surgir en tu día a día. Un software de calidad que te asegura la máxima fiabilidad y que además te ofrece una total cobertura, con un equipo de soporte especializado que solucionará cualquier duda o problema que puedas tener en tiempo récord.

Contamos con más de 20 años de experiencia, lo que nos ha permitido conseguir la plena satisfacción de nuestros clientes y mejorar cada día, ofreciendo un sistema sencillo e intuitivo que te permitirá sacarle el máximo rendimiento desde el primer momento sin ningún tipo de complicación.

Podrás centralizar en el mismo terminal todas las operaciones que tengas que llevar a cabo en tu establecimiento: controlar la asistencia de tus empleados, llevar el control del stock, realizar cobros, cerrar la caja, llevar un balance de los ingresos, hacer fichas de clientes y un largo etcétera de posibilidades que te serán de gran ayuda y te permitirán dar un salto de calidad a tu negocio.

De modo que si estás pensando en hacerte con un TPV para tu empresa y estás dudando entre hacerte con uno nuevo o uno de segunda mano, no dudes en optar por la primera opción. Te garantizarás los mejores resultados y te asegurarás de hacerte con un terminal que se adapte a lo que necesitas.

Deja un comentario