Por qué es importante instaurar un control horario en tu negocio

Si tienes una empresa o negocio y todavía no dispones de un sistema de control horario, debes saber que es totalmente obligatorio a partir del 12 de mayo de 2019. Tal como marca el BOE del Real Decreto-ley 8/2019 y confirma la Audiencia Nacional, cualquier empresa que tenga trabajadores a su cargo, independientemente de su tamaño, sector o de que se realicen o no horas extras, debe llevar un registro diario de las horas que realizan cada uno de sus empleados.
Esta medida se llevó a cabo con el objetivo de controlar el exceso de horas por parte de los trabajadores, que en muchos casos no se ven remuneradas. Y para asegurar que las horas marcadas en el registro son las que realmente se han realizado y que no se comete ningún tipo de falsificación, el trabajador deberá recibir una copia mensualmente de su propio registro. Esto ayuda a identificar en aquellos casos en los que se realizan horas extras, si se han hecho de manera voluntaria u obligatoria.
De modo que si todavía no tienes un software de control horario de tus empleados deberías pensar seriamente en la posibilidad de instalarlo, ya que desde la Inspección de Trabajo y Seguridad Social se han intensificado los controles e inspecciones para certificar que se cumplen las horas marcadas en cada contrato. En esas inspecciones se deberá entregar un completo Registro de Jornada de cada uno de los trabajadores, en el que aparezcan las horas realizados, el horario estipulado, turnos asignados, horas extraordinarias, ausencias, etc.

¿En qué beneficia el control horario?

El control de presencia será bueno tanto para la empresa como para los empleados, ya que los empresarios podrán garantizar que sus trabajadores cumplen con el horario estipulado, mientras que los empleados podrán reclamar la remuneración de todas aquellas horas extraordinarias que se hayan realizado.
Se ha comprobado que al implantar un sistema de control horario en una empresa mejora la productividad y el rendimiento, aumentando también la competitividad y el compromiso por parte de los trabajadores.
Y si te estás preguntando si te será rentable, mejor pregúntate la cantidad de dinero que pierdes si tus trabajadores se retrasan diez minutos cada día. Multiplica esos diez minutos por cada uno de los días trabajados al cabo del año y verás que la cifra es espeluznante. Definitivamente, es una inversión totalmente rentable.

¿En qué puede ayudarte diTPV?

diTPV es un software de gestión que dispone de un módulo específico para el control horario de los empleados, que registra las horas de entrada y salida de los empleados y que te permitirá saber si cumplen su jornada incluso aquellos días en los que no estés presente.
Está todo enlazado y perfectamente unificado en el mismo sistema, y destaca por un diseño sencillo e intuitivo que te permitirá utilizarlo eficazmente sin complicaciones. Te aportará información sobre las horas realizadas, los retrasos, los días libres, justificaciones de ausencias, horas extraordinarias, etc.
diTPV es un software diseñado para hacer el día a día en tu negocio mucho más fácil, que te permitirá tener todo controlado y aumentar la productividad de tu empresa de un modo rápido, efectivo y muy sencillo.

TPV de Segunda Mano, ¿merecen la pena?

¿Comprar un TPV de segunda mano?

Está claro que cuando dispones de un negocio y tienes que hacer cualquier tipo de inversión, siempre buscas la opción más económica que no te haga realizar un desembolso que resulte excesivo. Comprar un TPV de segunda mano puede parecer una opción valida. Hasta aquí todo claro, el problema está en que hay veces en las que por ahorrarnos una pequeña cantidad de dinero, nos estamos haciendo con un producto o un servicio que se aleja de la calidad que deseamos, y que al final acaba saliendo más caro económicamente hablando.

Un claro ejemplo lo encontramos en los TPV (Terminales de Punto de Venta), que dadas las posibilidades y ventajas que ofrecen, cada vez son más los negocios o empresas que deciden hacerse con uno y que recurren al mercado de ocasión pensando más en el dinero que en la calidad, con la intención ahorrar lo máximo posible en su compra.

El problema es que aunque evidentemente tendrá un precio más reducido, también al 99% la calidad será mucho peor. Hay que tener en cuenta que un TPV es un producto que se va a convertir en una pieza fundamental en tu negocio y que se va a encargar de realizar algunas de las gestiones más importantes de tu día a día, por lo que es fundamental que nos garantice la máxima fiabilidad.

Y es que comprar un TPV de segunda mano es toda una lotería. Es cierto que puedes tener suerte y hacerte con un terminal en perfecto estado a un precio mucho más económico, pero, ¿quién te lo asegura? No tienes ningún tipo de garantía y ni siquiera sabes si realmente se adaptará a tu modelo de negocio o si cumple con la normativa legal vigente (tipo de IVA, IRPF, facturas simplificadas, etc.)

También hay que tener en cuenta que un TPV para garantizar su correcto funcionamiento y poder disfrutar de todas sus prestaciones, debe actualizarse constantemente, algo que tampoco te puede garantizar un TPV de segunda mano. Es fundamental contar con la seguridad de disponer de una empresa que te ofrezca un soporte técnico y te garantice que el software estará actualizado en todo momento.

¿Por qué comprar un TPV nuevo?

Al comprar un TPV nuevo tienes la seguridad de ser tú la persona que lo estrene, pudiendo escoger un terminal a la carta que encaje perfectamente con lo que buscas y que se adapte a las necesidades de tu empresa, garantizándote la mejor experiencia de usuario.

En Diakros disponemos de  diTPV, un software TPV diseñado para gestionar de manera eficaz todas las tareas que puedan surgir en tu día a día. Un software de calidad que te asegura la máxima fiabilidad y que además te ofrece una total cobertura, con un equipo de soporte especializado que solucionará cualquier duda o problema que puedas tener en tiempo récord.

Contamos con más de 20 años de experiencia, lo que nos ha permitido conseguir la plena satisfacción de nuestros clientes y mejorar cada día, ofreciendo un sistema sencillo e intuitivo que te permitirá sacarle el máximo rendimiento desde el primer momento sin ningún tipo de complicación.

Podrás centralizar en el mismo terminal todas las operaciones que tengas que llevar a cabo en tu establecimiento: controlar la asistencia de tus empleados, llevar el control del stock, realizar cobros, cerrar la caja, llevar un balance de los ingresos, hacer fichas de clientes y un largo etcétera de posibilidades que te serán de gran ayuda y te permitirán dar un salto de calidad a tu negocio.

De modo que si estás pensando en hacerte con un TPV para tu empresa y estás dudando entre hacerte con uno nuevo o uno de segunda mano, no dudes en optar por la primera opción. Te garantizarás los mejores resultados y te asegurarás de hacerte con un terminal que se adapte a lo que necesitas.

 

Comprar un TPV de segunda mano ?

Está claro que cuando dispones de un negocio y tienes que hacer cualquier tipo de inversión, siempre buscas la opción más económica que no te haga realizar un desembolso que resulte excesivo. Comprar un TPV de segunda mano puede parecer una opción valida. Hasta aquí todo claro, el problema está en que hay veces en las que por ahorrarnos una pequeña cantidad de dinero, nos estamos haciendo con un producto o un servicio que se aleja de la calidad que deseamos, y que al final acaba saliendo más caro económicamente hablando.

Un claro ejemplo lo encontramos en los TPV (Terminales de Punto de Venta), que dadas las posibilidades y ventajas que ofrecen, cada vez son más los negocios o empresas que deciden hacerse con uno y que recurren al mercado de ocasión pensando más en el dinero que en la calidad, con la intención ahorrar lo máximo posible en su compra.

El problema es que aunque evidentemente tendrá un precio más reducido, también al 99% la calidad será mucho peor. Hay que tener en cuenta que un TPV es un producto que se va a convertir en una pieza fundamental en tu negocio y que se va a encargar de realizar algunas de las gestiones más importantes de tu día a día, por lo que es fundamental que nos garantice la máxima fiabilidad.

Y es que comprar un TPV de segunda mano es toda una lotería. Es cierto que puedes tener suerte y hacerte con un terminal en perfecto estado a un precio mucho más económico, pero, ¿quién te lo asegura? No tienes ningún tipo de garantía y ni siquiera sabes si realmente se adaptará a tu modelo de negocio o si cumple con la normativa legal vigente (tipo de IVA, IRPF, facturas simplificadas, etc.)

También hay que tener en cuenta que un TPV para garantizar su correcto funcionamiento y poder disfrutar de todas sus prestaciones, debe actualizarse constantemente, algo que tampoco te puede garantizar un TPV de segunda mano. Es fundamental contar con la seguridad de disponer de una empresa que te ofrezca un soporte técnico y te garantice que el software estará actualizado en todo momento.

¿Por qué comprar un TPV nuevo?

Al comprar un TPV nuevo tienes la seguridad de ser tú la persona que lo estrene, pudiendo escoger un terminal a la carta que encaje perfectamente con lo que buscas y que se adapte a las necesidades de tu empresa, garantizándote la mejor experiencia de usuario.

En Diakros disponemos de  diTPV, un software TPV diseñado para gestionar de manera eficaz todas las tareas que puedan surgir en tu día a día. Un software de calidad que te asegura la máxima fiabilidad y que además te ofrece una total cobertura, con un equipo de soporte especializado que solucionará cualquier duda o problema que puedas tener en tiempo récord.

Contamos con más de 20 años de experiencia, lo que nos ha permitido conseguir la plena satisfacción de nuestros clientes y mejorar cada día, ofreciendo un sistema sencillo e intuitivo que te permitirá sacarle el máximo rendimiento desde el primer momento sin ningún tipo de complicación.

Podrás centralizar en el mismo terminal todas las operaciones que tengas que llevar a cabo en tu establecimiento: controlar la asistencia de tus empleados, llevar el control del stock, realizar cobros, cerrar la caja, llevar un balance de los ingresos, hacer fichas de clientes y un largo etcétera de posibilidades que te serán de gran ayuda y te permitirán dar un salto de calidad a tu negocio.

De modo que si estás pensando en hacerte con un TPV para tu empresa y estás dudando entre hacerte con uno nuevo o uno de segunda mano, no dudes en optar por la primera opción. Te garantizarás los mejores resultados y te asegurarás de hacerte con un terminal que se adapte a lo que necesitas.

Cajón inteligente, qué es y qué ventajas nos aporta.

Un cajón inteligente es el hardware necesario, en cualquier negocio, para realizar la gestión de efectivo de una forma eficiente y segura.

Es la evolución natural de los antiguos cajones portamonedas. Gracias a los avances tecnológicos, el nuevo cajon portamonedas inteligente ayuda a la buena marcha de cualquier empresa.

Los cajones portamonedas corrientes fueron creados para mejorar la gestión de efectivo, cuentan con una serie de compartimentos para los distintos tipos de monedas y billetes y solo se abren mediante una llave o al realizar una venta, además cada apertura viene acompañada con un sonido característico, que advierte que el dinero está menos seguro. Se fabrican con chapas de diferentes grosores, lo que aumenta su seguridad.

El cajon de cobro automatico mejora todas las características de estos cajones convencionales, y además añade otras, ya que la gestión es totalmente automatizada.

Ventajas de los cajones inteligentes

Control de efectivo

Los cajones inteligentes saben en cada momento cuánto dinero efectivo hay en caja, además, saben la distribución de monedas y billetes que tenemos. Así, no solo controlamos nuestro efectivo, sino que además podemos establecer políticas eficientes en las devoluciones de efectivo de cada compra, asegurándonos de que no vamos a quedarnos sin cambio en el momento más inoportuno. La falta de cambio es un problema que produce retraso en la atención al cliente y genera estrés en los empleados.

Errores humanos

Todos cometemos errores, nuestros empleados, nuestros clientes y nosotros mismos. Los errores al cobrar y al realizar las devoluciones de efectivo nos generan trastorno, no solo en la pérdida material de dinero. Los errores en las vueltas nos restan confianza en nuestro equipo de trabajo y suponen además una experiencia negativa en nuestros clientes. Los cajones inteligentes no cometen estos errores porque se registra la venta por su importe, a continuación el cliente o el empleado introduce el dinero en el cajón, el cual cuenta el dinero que se ha introducido, lo almacena y devuelve la vuelta exacta. Todo este proceso se controla mediante pantallas que van mostrando los distintos movimientos de dinero que se van produciendo.

Mejora la seguridad

Uno de los principales motivos de la creación de las cajas registradoras fue mejorar la seguridad, es decir, ponérselo más difícil a los delincuentes, para disuadirles de robar en nuestros establecimientos. En los cajones de efectivo convencionales es necesario abrir la parte donde se encuentra el dinero para realizar cada transacción, en ese momento, y ese momento se produce en cada transacción comercial, los cajones convencionales son muy vulnerables y los delincuentes solo tienen que alargar la mano, para llevarse el fruto de nuestro trabajo.

Por el contrario, los cajones inteligentes no se abren en cada transacción, y además pueden traer medidas de retardo de apertura. Estas dos medidas de seguridad, la no apertura mientras se está entendiendo al público y el retardo programado de cada una de las aperturas del cajón, disuaden a los delincuentes de cometer hurtos en los establecimientos dotados con el hardware de cajones inteligentes. En conclusión con los cajones inteligentes, aumentamos en gran medida la seguridad de nuestro negocio, la seguridad de nuestros clientes y la seguridad de nuestros empleados.

Cuadres automáticos

Al final del día o de cada turno, hay que hacer un cuadre del dinero que hemos ingresado, esto no solo lleva tiempo, sino que además está sujeto a posibles errores que dilatarán más esta importante aunque tediosa tarea. Con los cajones inteligentes no es necesario que realicemos ningún cuadre. El cuadre está automatizado y se realiza de forma rápida, tenemos en el momento las transacciones realizadas y el dinero que hemos ingresado, no hay lugar a errores humanos. Es decir las tareas de back-office están automatizadas y libres de errores humanos. Ahorramos tiempo en tareas tediosas y repetitivas y podemos centrarnos en otras más importantes

Higiene

El dinero pasa por muchas manos y esto no es higiénico. La higiene es fundamental en muchos negocios, especialmente los dedicados a la venta de productos alimenticios, a la hostelería, a la venta de productos relacionados con la salud, etc. Con los cajones inteligentes las personas que manipulan el género de nuestro negocio no tienen por qué tocar el dinero de los clientes. El cliente introduce el dinero en el cajón y el cajón en función de los importes y de los tipos de monedas almacenados le devuelve el cambio de forma exacta. El cliente es consciente de que este tipo de dispositivos mejoran la higiene de los productos que está comprando, y los valora muy positivamente.

Billetes falsos

En España se detectan más de medio millón de billetes falsos al año. La falsificación de billetes es una de las máximas preocupaciones del Banco de España y del Banco Central Europeo. Cuando nos entregan un billete falso no solo se están llevando nuestro producto de forma fraudulenta, sino que además, el ladrón recibe el cambio en billetes y monedas de curso legal. Es decir, la pérdida es doble. España es un país generador y exportador de billetes falsos, con lo que el problema en nuestro país es bastante más grave de lo que parece. Con un cajón inteligente evitamos el riesgo de aceptar billetes falsos y ayudamos al resto de la sociedad a descubrir y combatir esta lacra.

Menos quejas

Evitando los errores en las devoluciones, el problema de la higiene y de los billetes falsos, las quejas de nuestros clientes descienden. Con esto, su experiencia en nuestros establecimientos es más placentera lo que nos aporta un plus frente a nuestra competencia. Es muy difícil recuperar la confianza de un cliente que hemos perdido por discrepancias en las vueltas de efectivos y es casi imposible recuperarlo si tiene dudas sobre nuestra higiene en el negocio.

Tipos de cajones automáticos

Cashlogy

Fabricado por la prestigiosa marca Azkoyen, son cajones inteligentes fiables, rápidos, intuitivos y de fácil mantenimiento.

Están diseñados para soportar una alta carga de trabajo gracias a su rapidez, lo que supone una mejora en los beneficios de cualquier negocio. Algunos de sus modelos soportan tres tipos de estado o de configuraciones:

Atendido: en este estado el cajón automático se encuentra bajo la supervisión de un empleado que interacciona con los clientes.

Desatendido: es el cliente el que realiza la transacción directamente con el cajón inteligente.

Mixto: el cliente interacciona con el cajón, pero también lo hace el empleado.

Estos cajones inteligentes permiten además el tpv cobro automatico, además de tener varios tpv´s a la vez asociados a ellos.

Nuestra empresa Diakros es distribuidor de Cashlogy.

CashGuard

Los cajones inteligentes CashGuard están diseñados para reemplazar a las cajas registradoras tradicionales. Se han preocupado de que su hardware se integre fácilmente con las antiguas cajas registradoras, lo que asegura un reemplazo fácil y sencillo.

El empleado escanea los artículos y el cliente puede introducir monedas en el cajón y entregar billetes al empleado si fuera necesario. Todas las cantidades entregadas se van reflejando en la pantalla. Las devoluciones de monedas se realizan automáticamente y el empleado entrega los billetes necesarios para completar la transacción.

El sistema permite llevar de forma automatizada las operaciones de back-office. Los empleados no tienen posibilidad de acceder al dinero evitando posibles hurtos. CashGuard permite además el cobro, con cupones del establecimiento, tarjetas de crédito y cheques.

Los sistemas CashGuard se componen de 4 elementos principales, dispensador de monedas, reciclador de billetes, contenedor de billetes y back-office.

CashDro

CashDro tiene una amplia gama de cajones inteligentes que permiten una gestión automatizada del efectivo. Veamos las características de sus cajones:

Todos los CashDro aceptan y validan monedas desde 2 céntimos a 2 euros y su capacidad de almacenamiento de monedas es de hasta 1500 monedas.

Validan hasta 4 monedas por segundo y dispensan entre 4 y 12 monedas por segundo dependiendo del modelo.

Todos sus modelos aceptan billetes de 5 euros a 500 euros. La velocidad de validación de billetes varía de 6 billetes por segundo a 2 billetes por segundo.

Según la capacidad del reciclador de billetes tenemos modelos CashDro desde 70 a 300 billetes de capacidad. Además, cuenta con modelos desde uno hasta tres recicladores de billetes. Todos sus modelos rechazan los billetes falsos.

Existen modelos con CPU integrada y los interfaces con el usuario pueden ser o bien una pantalla LCD de 8,4 pulgadas con teclado asociado o una pantalla táctil de 7 pulgadas.

En cuanto a la seguridad, se dispone de modelos con apertura retardada y también con sistema antipalanca. Todos los modelos cuentan con sistema de anclaje al mostrador.

Los pesos de los modelos oscilan entre 41 kg y 88 kg y el grosor de la chapa de seguridad entre 2 mm y 4 mm.

Software Diakros

El mundo del cajón de cobro automático es amplio, y Diakros tiene una solución software para cada uno de ellos. De esta forma, tu hardware se adaptará a las necesidades de tu negocio, porque la tecnología está para ayudarnos. Con nuestro software, cada una de las ventajas que hemos descrito de los cajones automáticos se ajustará a las características específicas de tu negocio, aumentando nuestra eficiencia. Hay muchos factores que hacen que un negocio funcione, con los cajones inteligentes tendrás más tiempo para analizarlos y ponerlos en marcha, porque te ofrecen seguridad y eficiencia.

​¿Deseas saber más?

​Ponte en contacto con nosotros y te daremos toda la información, incluso podemos concertar una demostracion del funcionamiento de un caJón

TPV gratis: ¿la mejor solución para tu empresa?

Durante años, siempre has querido montar tu propio negocio. Ya lo tienes prácticamente todo. Tienes un local donde ofrecer los productos a tus clientes, un buen  almacén con productos en stock y, sobre todo, muchas ganas de abrir las puertas de tu negocio al público en general. Solo te falta un software con el que llevar las cuentas de tu empresa y piensas que un software TPV gratis puede ser suficiente.

Sabemos que son muchos los gastos a los que te has tenido que enfrentar, en los últimos meses, para finalmente conseguir montar y abrir tu propio negocio. Pero recurrir a programas gratuitos no siempre es la mejor opción. Si estás buscando un software TPV gratis, antes de optar por cualquier oferta que veas en el mercado, deberías saber por qué, con el paso del tiempo, un TPV gratis te puede salir caro.

Por qué no elegir un software TPV gratis

Si buscas lo mejor para tu negocio, -al igual que has elegido el mejor lugar y local para desarrollar tu negocio, el mejor mobiliario y los mejores productos para poner a la venta-, también deberías elegir el mejor TPV tactil para tu empresa. ¿Y por qué adquirir o comprar un TPV táctil cuando puedo conseguir uno gratis?

Un TPV o Terminal Punto de Venta es un dispositivo esencial para el buen funcionamiento de la empresa. Existen softwares para TPV adaptados a cualquier tipo de negocio o actividad empresarial. Al igual que el ordenador, el TPV desempeña un papel importante en tu negocio. El TPV, junto a su software, será el encargado de gestionar la impresión de tickets, contabilizar los productos que salen de la tienda, llevar el control de stock e inventarios, el registro de entrada y salida de dinero procedente de caja, reservar productos, realizar pedidos, crear facturas o tickets de venta y un largo etcétera.

Contando con un TPV en tu negocio, todo serán ventajas. Un TPV táctil no solo te permitirá agilizar los procesos de venta y contabilizar la entrada y salida de dinero que se produce en tu empresa, sino también ofrecer un servicio de calidad a tus clientes. Como hemos indicado anteriormente, no todos los Terminales Punto de Venta son iguales. No todos los TPV ofrecen los mismos servicios. Por eso, aunque en un principio creas que un TPV gratis para tu negocio es una buena opción, pronto comprobarás que se quedará corto. Si quieres un mayor control y una gestión más exhaustiva de tu negocio, lo mejor será optar por un software TPV adaptado a las necesidades de tu empresa.

Aparte de llevar el control de stock en almacén y la contabilidad de la caja registradora, un TPV de calidad debe ofrecernos la posibilidad de gestionar cada una de las fichas de nuestros clientes, con sus correspondientes campos de información (tales como nombre, teléfono, dirección, productos comprados,…), con el objetivo de poder estudiarlos detenidamente y en el futuro crear ofertas personalizadas.

Del mismo modo, un TPV de calidad deberá ofrecernos información sobre nuestros proveedores, permitirnos saber quién nos ofrece un determinado producto al mejor precio o quién de ellos cuenta con mejores ofertas en determinadas épocas del año. Todo esto, al final, repercutirá en la forma de actuar de tus clientes y en su fidelización. Programas para TPV que cumplan al 100 % lo indicado y orientados a una buena gestión del negocio hay muy pocos, y no son precisamente los TPV gratis los que nos ofrecen estas características.

Acabas de tener un apagón en tu negocio, cuando se restablece el servicio enciendes tu TPV y el programa no arranca. ¿A quien debes dirigirte para solucionar el problema? Un TPV gratuito no se caracteriza por ofrecer soporte también gratuito. Una vez instalado un TPV pasas a depender de él, y no te debe dejar nunca tirado. Para que esto sea posible debe tener detrás un buen equipo de soporte.

¿Un TPV hecho a medida o un TPV estándar?

Ahora que ya conoces las razones por las que no optar por un software TPV gratis, la pregunta es: ¿qué es mejor, un TPV hecho a medida o un TPV estándar? Te vamos a dar las razones por las que tú mismo responderás a esta pregunta.

Por norma general, un software TPV estándar se ha desarrollado para trabajar en diferentes tipos de negocios. Es decir, un TPV estándar es aquel que se ha creado para poder operar en una panadería, en una tienda de ropa, en una cafetería o en una tienda de juguetes, por ejemplo. Todos estos negocios pueden tener características similares (venta de productos, control de stock,…), por lo que la mayoría de los softwares TPV estándar pueden adaptarse a cualquier negocio. Además, una vez instalado en tu Terminal Punto de Venta, la mayoría de los softwares diseñados para Terminales Punto de Venta se pueden configurar al gusto de cada cual. Eso sí, tendrás que olvidarte de ciertas peculiaridades referentes al sector económico en el que opera tu empresa, por lo que puede que necesites disponer de un programa más específico instalado en tu ordenador junto al software TPV.

Un software TPV a medida se adapta a las necesidades particulares de cada negocio. Se trata de una opción más costosa, que suelen usar las grandes empresas o comerciales, pero sin duda, en el mismo software tendrás acceso a todas las herramientas que necesitas para la correcta gestión de tu negocio.

Consejos para elegir un TPV

Elegir un TPV idóneo para tu empresa, que se adapte perfectamente a las exigencias de tu negocio, puede ser realmente fácil si sigues estos consejos. Recuerda que aunque tengas el mejor TPV, puede que el programa de gestión instalado no sea el indicado para tus necesidades empresariales. Lo ideal es encontrar el programa que mejor se adapte a tu negocio. Para saber cuál es el mejor programa o software TPV para tu negocio, deberás tener en cuenta:

TPV de fácil manejo: un software TPV fácil de usar es la clave para registrar cómodamente las tareas diarias más comunes. Si quieres aportar un buen servicio a tus clientes, no deberás perder el tiempo averiguando cómo funciona el TPV o cómo registrar un dato en un determinado momento. Además, no deberías perder el tiempo tampoco buscando manuales o explicando a tus empleados cómo funciona el TPV. Por eso, lo mejor es siempre optar por un TPV de fácil manejo. No todos los TPV que se ofrecen de forma gratuita lo son.

TPV configurable: además de un fácil manejo, nuestro software TPV debe ser altamente configurable. Nuestro software TPV tiene que facilitarnos la forma de cómo cambiar el diseño de nuestros tickets, de las facturas o de los presupuestos que vamos a emitir, sin necesidad de recurrir a nuestro proveedor cada vez que queramos llevar a cabo algún cambio.

TVP rápido: por supuesto, nuestro software TPV debe ofrecernos un servicio rápido, registrando cada momento en el menor número de pasos. Esto no solo hará que ahorres tiempo cada vez que quieras registrar un movimiento con tu TPV, sino que además te permitirá ofrecer a tus clientes un servicio mejor, evitando molestas colas o retrasos en los cobros.

TPV actualizable: al igual que cualquier otro software empresarial, nuestro TPV deberá poder actualizarse cada ciertos periodos de tiempo. Un claro ejemplo de esto sería el momento de cambiar el tipo impositivo de IVA que lleven nuestros productos. Del mismo modo, nuestro software deberá ser compatible con el sistema operativo instalado en el ordenador y con las actualizaciones del mismo. De nada nos servirá contar con lo último en TPV si cada vez que necesitamos actualizarlo no nos lo permite.

TPV fiable: finalmente, pero no menos importante, nuestro software TPV deberá ofrecernos un soporte, es decir, asegurar que nos atiendan en caso de avería o error, y ofrecernos la posibilidad de realizar copias de seguridad sin muchas complicaciones.

Después de leer este artículo, probablemente hayas eliminado de tu cabeza la idea de adquirir un software TPV gratis. Si aún estás dudando, te vamos a indicar cuál es la razón principal por la que no debes comprar un TPV gratis. Al igual que cualquier otro programa para ordenador, tablet o smartphone, un software TPV debe ofrecernos un soporte de ayuda y una garantía en caso de avería. La mayoría de los softwares TPV gratis no incluyen un soporte que te atienda ante posibles dudas, errores o mal funcionamiento del dispositivo. Los TPV gratis suelen tener un periodo de tiempo limitado o no todas sus funciones están completas, por lo que a la hora de registrar determinadas operaciones -menos habituales- además de perder tiempo innecesariamente, tendrás que recurrir a un segundo programa. Y sinceramente, registrar los movimientos que se producen en tu empresa en dos softwares diferentes puede llegar a ser un auténtico caos.

Si estás buscando un software TPV o un software ERP (software de administración de recursos empresariales), encontrarás muchas alternativas en el mercado, como por ejemplo Diakros, una empresa de desarrollo de software de gestión. Diakros está especializada en desarrollar productos para pymes y autónomos que dispongan de un comercio de cualquier tipo, aunque las ramas de mayor dedicación de esta empresa son software panadería, pasteleríaheladería y frutería. ¿Tu empresa es de una de ellas? Seguro que encontrarás ese software TPV que mejor se adapte a tu negocio y olvidarás de una vez la idea de basar tu negocio en un software gratuito, con todos los problemas que ello implica. Con el paso del tiempo, comprobarás que un TPV gratis, al final, sale caro.

¿Qué es un TPV táctil y qué ventajas ofrece a una empresa?

Seguro que en una infinidad de ocasiones has oído la palabra TPV, especialmente si tienes algún familiar o amigo que se dedique al sector de la hostelería, pero realmente no sabes qué es ni a qué se refiere. Pues bien, desde Diakros vamos a aclararte todas las dudas, ya que hemos aprovechado este post para contarte todo lo que necesitas saber sobre los TPV:¿qué son?, ¿qué son?, ¿qué ventajas ofrecen?, ¿cómo funcionan? , etc.

Un TPV hace referencia a las siglas de “Terminal de Punto de Venta”, y se trata de un dispositivo que se encarga de gestionar las diferentes tareas de venta al público por parte de una empresa. Cualquier tipo de negocio puede aprovecharse de las ventajas y de la enorme comodidad que ofrece un TPV, sin duda, una de las herramientas de venta más eficaces.

Están compuestos al igual que un ordenador, por un hardware (parte exterior) y un software o programa informático. Parémonos por un momento en el software informático de los TPV, ya que desempeña el papel más importante sin ninguna duda, pues es el encargado de gestionar la impresión de tickets y recibos, los inventarios, controlar la caja registradora, realizar pedidos, reservar productos y un largo etcétera de tareas comerciales.

TPV Táctil: ¿cómo funciona?

Aunque al principio puedan parecer algo complicados, lo cierto es que el funcionamiento de un TPV Táctil es mucho más sencillo de lo que parece. Hay que diferenciar entre los distintos tipos de TPV; compactos y modulares.

TPV Compacto: aquí todos los elementos están integrados dentro de un solo aparato, teniendo la pantalla, el teclado, la impresora de tickets, caja registradora, etc., en un mismo lugar. Su principal ventaja es el ahorro de espacio.

TPV Modular: el TPV modular se asemeja muchísimo a un ordenador convencional, ya que cada uno de los elementos va conectado por separado. Aquí permite incluso utilizar el TPV de forma portátil, pudiendo utilizar una Tablet o un iPad como TPV, siempre y cuando esté conectado directamente al terminal por Wifi o por Bluetooth.

Aunque el aspecto cambia, el funcionamiento es el mismo. Al igual que un ordenador, todas las acciones las debes hacer a través de la pantalla. Todo lo tienes ahí, desde la impresión de tickets hasta la gestión de ventas, pasando por la gestión de la base de datos, las tarifas y precios, estadísticas, etc.

Principales ventajas

Las ventajas que ofrecen son innumerables, ya que te permitirá agilizar enormemente los procesos de venta y disfrutar de una comodidad mucho mayor, lo que se traducirá en ofrecer un servicio de mayor calidad a tus clientes. También nos ofrecerá la oportunidad de llevar un mayor control y una gestión más exhaustiva de las ventas de nuestro negocio.

Sin duda se muestran como un elemento totalmente indispensable en el día de hoy para cualquier negocio por todo lo que ofrecen.

TPV que recomendamos

Posiblemente después de todo esto te preguntes qué TPV es mejor para tu negocio y cuánto cuestan. Desde diakros como no podía ser de otra forma, te recomendamos nuestro  diTPV, un TPV económico y de una gran calidad que aportará soluciones a cualquier tipo de negocio: panaderías, restaurantes, carnicerías, heladerías, cafeterías, peluquerías, talleres, etc.

Es un software de gestión que ofrece la oportunidad de utilizarlo por medio de una pantalla táctil, por lo que no necesitarás un teclado ni un ratón, y te permitirá llevar un detallado control del stock, de la gestión de tu negocio, tickets, facturas, pedidos, etc.

Es muy sencillo de utilizar, por lo que no tendrás que poseer ningún tipo de conocimiento en relación a los TPV. Nosotros nos encargaremos de todo, te facilitaremos la pantalla, la impresora, el cajón portamonedas, etc.

No le des más vueltas y da ya el salto de calidad que necesita tu negocio. Aun así, si tienes cualquier tipo de duda ponte en contacto con nosotros y trataremos de ayudarte en todo posible.

¿Qué es la trazabilidad?

Según el Comité de Seguridad Alimentaria: La trazabilidad son “procedimientos preestablecidos y autosuficientes que permiten conocer el histórico, la ubicación y la trayectoria de un producto o lote de productos a lo largo de la cadena de suministros en un momento dado, a través de unas herramientas determinadas”.

La trazabilidad se puede aplicar a diversos sectores, entre ellos el aéreo, logístico, tecnológico… etc. En este caso, nosotros vamos a hablar de la Trazabilidad en su vertiente alimentaria.

Podemos decir que la trazabilidad alimentaria es el “diario” del producto. Gracias a ella tenemos todos los datos para conocer absolutamente toda su historia desde el origen de sus materias primas, hasta su procesado y puesta en punto de venta. Con ello no sólo sabemos una enorme cantidad de datos necesarios para su control, sino que también obtenemos una excelente herramienta para el control de calidad y la seguridad alimentaria.

La trazabilidad tiene en cuenta los siguiente factores:

El origen de los alimentos, por ejemplo, carne. En este caso, la trazabilidad consiste en registrar y datar todos los elementos referidos a la historia del animal, desde el nacimiento hasta el punto de venta.

Si hablamos de un producto elaborado, como por ejemplo el pan, la trazabilidad consiste en conocer el origen de la materia prima en todos sus aspectos, su procesado hasta la obtención de la harina, el tipo de agua, sal y elementos añadidos, el registro de su elaboración completa hasta el punto de venta. Es decir, la historia de los procesos aplicados al producto hasta que llega al cliente y para el que han intervenido distintos procesos.

En la industria alimentaria también es importante la trazabilidad de la instrumentación y maquinaria que se utiliza, garantizando de este modo el control de la producción y su efectividad.Es interesante saber que la trazabilidad nos permite no sólo conocer la evolución y control del producto hasta su puesta en el punto de venta, sino al revés. Podemos conocer desde el punto de venta al origen de sus materias primas.

La Trazabilidad y el ciclo de vida del producto.

Todos los productos tienen un ciclo de vida y éste puede ser hoy en día perfectamente controlado también gracias a la trazabilidad. En seguridad alimentaria es de suma importancia debido a que, conociendo el origen de las materias primas, su procesado, elaboración y distribución, podemos conocer el ciclo de vida completo del producto en su desarrollo y puesta en cliente.

Para que todo funcione, se necesita un sistema completo que trabaje como si de engranajes se tratara:En los productos necesitamos sistemas de identificación. Ya sea por producto unitario, como por embalajes o bultos.

En las plantas procesadoras o elaboradoras necesitamos sistemas capaces de capturar datos tanto para las materias primas (previamente identificadas), como para los ya procesados o almacenados.

Por supuesto, para que todo ello llegue a buen puerto y el control y trazabilidad sean completos, necesitamos un software específico que nos ayude en cada uno de los procesos de control, incluso en la impresión de códigos y etiquetas.

Desde las materias primas, pasando por sus condiciones de manipulación, operarios y maquinaria, así como el embalaje que esté en contacto con el producto, el transporte y distribución, deberán estar controlados para que la trazabilidad sea exitosa y cumpla con todas las garantías.Cada vez el consumidor es más exigente y necesita conocer y saber que aquello que consume tiene un control desde el origen hasta su venta.

Gracias a la trazabilidad, la seguridad alimenticia está prácticamente asegurada y los consumidores depositan su confianza en aquellas empresas que garantizan la trazabilidad de sus productos.

Nuestro software es capaz de controlar y gestionar la trazabilidad de los productos consiguiendo un aprovechamiento máximo de todos y cada uno de los procesos de elaboración.

Consulte ya a nuestros asesores comerciales sobre cómo diakros le ayudará en su crecimiento empresarial.

 

Software para panaderias

¿Cómo funciona un software para panaderías?

La gestión correcta de empresas panaderas, panaderías, obradores, pastelerías… etc. es de vital importancia.
No sólo para el empresario panadero, sino por todos los productos y servicios anejos que exigen, cada día más, un control firme en su gestión.
Esta gestión correcta es la que permite que el negocio panadero siga por buen camino creciendo al ritmo de la tecnología y aprovechando cada
evolución para optimizar y reforzar su trabajo.
El software para panaderías no es sólo un terminal TPV.
Se trata de todo un sistema donde el control de stock, fabricación del producto, trazabilidad, ventas, compras, facturación, gestión de pagos
y un larguísimo etcétera es posible gracias a una combinación modular que sólo un buen software es capaz de ofrecer. Es el caso de
diERP, nuestro software de gestión integral.

En la industria panadera no sólo es importante el control de las ventas o cómo se vende. Con un buen software adaptado y estructurado para su
negocio panadero, las capacidades no tienen límites.

¿Por qué es necesario el software en la industria panadera?

El pan es un alimento básico en nuestra dieta y salta a la vista la necesidad de disponer, en el propio negocio, de un sistema capaz de ayudar a
la gestión, afianzamiento y crecimiento.
No sólo se trata de no quedarse atrás tecnológicamente. Se trata además de poder optimizar los recursos, gestionar cualquier incidencia, consultar
todo a cerca de la producción y la productividad… El software específico para el sector panadero debe estar especialmente orientado a él.

  • Recepción de mercancías.
  • Fabricación.
  • Control de la trazabilidad.
  • Gestión de AAPPCC.
  • Facturación diaria.
  • Seguimiento de cobros y pagos.
  • Control de repartidores mediante PDA.
  • Gestión del punto de venta.
  • Gestión de telecomandas.
  • Gestión multi-tiendas.
  • Integración de ticadas en central.
  • Comunicaciones internas (Mensajería propia).
  • Control de empleados.
  • Notificación de cierres de caja y descuadres mediante sms o mail a móviles y un larguísimo etc. ofrece nuestro diERP.

La evolución del mercado obliga a todas las empresas, sean el negocio que sean, a estar en la línea creciente de la tecnología, pudiendo
resolver cualquier necesidad gracias al software de gestión que utilizan. En el caso de la industria panadera, el software para panaderías
y empresas panaderas es especialmente importante ya que significa un salto cualitativo enorme en servicio y evolución tecnológica.
Se tiende a pensar que el negocio panadero es reacio a esta evolución tecnológica en la que estamos inmersos, pero nada más lejos.
Cada vez es más fácil entender el negocio panadero desde un punto de vista de la gestión gracias a la tecnología, gracias a un software
específico y orientado a un negocio muy vinculado a las personas.

¿Es sencillo de utilizar?

Mucho. Tan fácil o más que cualquier software que haya utilizado, incluso sin haber utilizado otro software antes. En el caso de nuestro
diERP, es sorprendente el rápido aprendizaje gracias a su diseño y estructura. Desde cualquier punto podemos controlar cualquier tarea
relacionada con el negocio panadero.

Desde la misma pantalla TPV se puede gestionar todo el negocio con la facilidad de tocar la pantalla.

En el caso de diERP:

El entorno visual es muy rápido de comprender y está diseñada de forma muy intuitiva, siento totalmente adaptable a las necesidades del negocio
panadero y configurable para una mayor comprensión del usuario.
Desde el mismo terminal se pueden gestionar los dispositivos como balanzas o lectores de códigos de barra que estén conectados al sistema, acelerando
cualquier gestión tanto de compra como de venta.

Además, el control del stock es dinámico pudiendo conocer desde el proceso de fabricación, el almacenaje, la ubicación del producto, su puesta en el
punto de venta y la propia venta. Todo ello de forma visual en el propio sistema.

Clientes, ventas, compras, facturación, gestión de precios, cierres de caja… todo es posible controlarlo desde el terminal facilitando enormemente toda
la gestión empresarial.

¿Tienen soporte los programas para panadería?

En el caso de diERP sí. Disponemos de un soporte telefónico y online que resolverá cualquier duda o necesidad. Es muy importante este detalle ya que los
programas de gestión requieren una adaptación al usuario que implica la necesidad de comprender el funcionamiento, la configuración y conocimiento de
funcionalidades que se van a utilizar. Por ello, en diakros realizamos un soporte de todos nuestros programas.

El programa de panadería de diakros está específicamente diseñado para que
cualquier negocio panadero pueda adaptarlo a su forma de trabajo, a su día a día y le ayude a crecer profesionalmente.

Recuerde que puede contactar con nosotros y le resolveremos cualquier duda haciendo clic aquí.

 

Factura Simplificada Ley de Facturación 2013

Como seguro que ya sabes, en cualquier negocio en el que compremos o adquiramos un servicio, se debe emitir una factura simplificada (Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación) y se resume de la siguiente forma:

Cualquier negocio, con cualquier tipo de I.V.A. debe poder expedir una factura simplificada con su I.V.A. correspondiente como, por ejemplo el caso de una panadería donde el pan y la bollería llevan distintos I.V.A.

En la Factura Simplificada además, se debe especificar claramente el producto el servicio que vendemos o hemos adquirido. De este modo el término “varios” no sería válido según la norma.

Además del término “varios” el término “ticket” tampoco es válido y se debe sustituir por Factura Simplificada, debiendo además, tener un registro de las facturas expedidas anulando de este modo, cualquier otro sistema.

También debes saber que en los importes superiores a 3.000€, las Facturas Simplificadas deben contener el nombre, apellidos, NIF/CIF y dirección del cliente, además de contener una serie diferente.

Si un cliente nos solicita su factura, sea del importe que sea, debemos incluir sus datos.

Si necesitas ampliar información, no dudes en consultarnos.

Para conocer completamente la Ley, haz clic aquí.

Cajas Registradoras, del ábaco a la tablet

Durante más de un siglo, las cajas registradoras nos han acompañado en nuestras compras. Su característico sonido ayudaba tanto a los encargados como a los empleados a conocer que se había realizado una venta o, simplemente, se había accedido al cajón del dinero. Inventado en 1879 y patentado en 1883 por James Ritti, las cajas registradoras han hecho que el comercio sea cada vez más sencillo y su gestión, cada vez más efectiva.

Para vender las cajas registradoras, James Ritti tuvo que demostrar que efectivamente funcionaban, no sólo para el control de las ventas y compras, sino para controlar a los propios empleados que, de este modo, justificaban la apertura de la caja ya que esta, quedaba registrada. Él mismo se ponía como ejemplo ya que sus empleados le «sisaban» o intentaban engañar, cosa que él advirtió y de ahí vio la necesidad de inventar algo que lo hiciera todo más sencillo.

Pero pasaron 7 años de esta primera patente hasta que Patterson comenzara la fabricación de forma que pudieran ser adquiridas a otra escala. NCR comenzó a añadir cajones especiales para cada empleado, con un sonido de campanilla específico para cada usuario, incluso comenzó a añadir la opción de emitir tickets impresos. A partir de este momento, nacen las cajas registradoras que habitualmente conocemos o que tenemos en nuestra mente cuando pensamos en una caja registradora.

NCR va más allá y consigue evolucionar las cajas registradoras con el funcionamiento eléctrico. A partir de ahí, las transacciones que podían parecer sencillas de forma mecánica, se consiguen expandir hasta niveles de contabilidad y gestión de empresa. A su vez, las cajas registradoras experimentan la inclusión de lo que hoy en día conocemos como módulos, por ejemplo, para distinguir alimentos de otros productos, ya fueran cigarrillos, ropa, etc. y todo en la misma máquina.

El freno llega de la mano del miedo al cambio, de la comodidad de tener una máquina en la que se confía y el pavor que produce tener algo nuevo, desconocido y que no sabemos si funcionará… ¿si funciona, para qué cambiarlo? Esa premisa es la que hace que el freno evolutivo se produzca. Sin embargo, las opciones, aunque menos, seguían ahí. Y las cajas registradoras que formaban parte del paisaje comercial, van adaptándose por necesidad. La necesidad de controlar no sólo el proceso de venta sino ampliarla a la gestión del stock, de los productos, de empleados… incluso tareas mucho más elevadas que requieren procesos muchísimo más evolucionados.

A partir de este momento, las cajas registradoras dan paso a modelos muy superiores, mucho más cercanos a los que hoy en día podemos ver todavía en muchos comercios. Las cajas registradoras electrónicas capaces de realizar tareas de contabilidad, control de stock, control y gestión de productos, sistemas de pago… etc. A esta evolución necesaria e imparable se añade la llegada de Internet…

Internet hace posible millones de combinaciones que crean otras millones de necesidades. La necesidad de poder vender en cualquier punto del globo terráqueo en el que dispongamos de internet… la necesidad de controlar las ventas estemos donde estemos… la necesidad de controlar nuestra tienda offline u online… etc. hace que las cajas registradoras sean muchísimo más.

No sólo nos referimos a la llegada de los dispositivos móviles. Las cajas registradoras de cualquier comercio de hoy en día, son capaces de mantener esa interactividad y comunicación con contables, gestores, administradores, gerentes, personal logístico, producción… etc. hasta controlar la trazabilidad y un larguísimo etcétera. Para el cliente también son ventajas. Cualquier comercio que pertenece a una cadena, en cualquier parte del mundo, simplemente con escanear el código del ticket es capaz de ofrecer las opciones que el cliente necesite, sin importar la ubicación… Eso es evolución.

Y si hablamos de los métodos de pago… entonces tenemos que hablar de los nuevos sistemas de pago a través de los dispositivos móviles, las tarjetas inteligentes, los relojes inteligentes, pulseras de pago… todo ello enlazado con las futuras cajas registradoras que serán capaces de evolucionar, consiguiendo servicios que sólo en las películas de ciencia ficción hemos visto. Publicidad específica para cada cliente en sus transacciones y tickets, newsletters automatizadas en la realización de la compra con la selección de productos relacionados con las mismas… etc.

El ábaco es el inicio más serio, pero su evolución al uso de una tablet, por ejemplo, como dispositivo de transacción y gestión ha sido una revolución enorme.

Gracias a las cajas registradoras los comercios a día de hoy pueden realizar tareas complejas y completas para administrar y mejorar sus negocios. Desde los sistemas TPV (por ejemplo nuestro diTPV) a los más complejos ERP (como nuestro diERP) conectados a las cajas registradoras añadiendo un enorme valor a una simple venta.

Si quieres conocer más a cerca de la historia de las cajas registradoras, entra aquí.